Úlceras venosas de la pierna: El tratamiento de la úlcera por estasis venoso por punción de aguja ofrece una cura permanente

La última fase del estasis venoso no tratado y de la hipertensión venosa severa (presión de la sangre alta) son las úlceras de la pierna que le hacen la vida casi insoportable a los pacientes. Las piernas hinchadas y adoloridas, la dificultad para mantenerse de pie y caminar, las piernas inquietas, la piel gruesa y coriácea descolorida y las úlceras de la pierna infectadas son recordatorios constantes de la agonía de la enfermedad venosa.

Demasiadas veces, los pacientes con úlceras de la pierna por estasis son mal diagnosticados y mal tratados. Pueden que se les trate para la enfermedad arterial periférica (EAP) o se les envíe para tratamiento sintomático de la lesión. A pesar de semanas o meses de tratamiento de las lesiones, sus úlceras no curan. Cuando las úlceras y la celulitis, la infección circundante, no se puede resolver a menudo se le dice a los pacientes que la amputación es su única alternativa. Afortunadamente, esto no tiene que sucederle a usted. Las respuestas, que incluyen una cura permanente, están disponibles a través de procedimientos sencillos, indoloros y ambulatorios realizados en el consultorio de VSA. Siga leyendo para aprender más.

El proceso de la enfermedad detrás de las úlceras de pierna lo causa la insuficiencia venosa

Cuando las válvulas en las venas de las piernas se vuelven deficientes, el flujo de la sangre de las venas se invierte. Esto aumenta la presión de la sangre en el sistema venoso y se llama hipertensión venosa. Por lo general, los pacientes notan la formación de arañas vasculares y venas varicosas en las etapas iniciales ya que estas venas superficiales se dilatan o congestionan. Con el agravamiento del estasis venoso y la congestión, el aumento de la presión venosa causa hinchazón a medida que el líquido fluye hacia los tejidos circundantes. La piel se engruesa y se descolora debido al deterioro del intercambio capilar de nutrientes y desechos. Con el tiempo, los resultados de la muerte tisular producen úlceras venosas en las piernas y puede producir una infección grave alrededor de la úlcera, llamada celulitis. Las úlceras venosas de la pierna y los síntomas asociados se denominan colectivamente insuficiencia venosa crónica o IVC. Los problemas en los sistemas de las venas safenas y perforantes se encuentran generalmente en pacientes con estas condiciones.

Tratamiento de vanguardia de las úlceras de la pierna que cura el estasis venoso

El tratamiento tradicional para las úlceras venosas de las piernas por estasis (cuando la condición se diagnostica correctamente), ha implicado procedimientos invasivos de cirugía vascular que conllevan una recuperación larga y difícil. Los pacientes se hospitalizan y se someten a procedimientos con anestesia general.

Los pacientes que trata el Dr. Jeffrey B. Alpern, D.O., cirujano cardiovascular y especialista en venas de VSA, llegan con historias de desesperación por décadas de sufrimiento y fracasos de tratamiento. Su ansiedad e incredulidad se transforman rápidamente a medida que recuperan su vida y su salud por medio de procedimientos en consultorio sencillos y relativamente indoloros realizados con una sola aguja. La recuperación es rápida, las úlceras en las piernas cicatrizan y los síntomas relacionados se eliminan permanentemente.

Cuando usted acude a VSA para el tratamiento de su úlcera de pierna por estasis venoso, ofrecemos servicios incomparables que están que cuentan con una tasa de efectividad del 96 al 99% y que prácticamente no tienen complicaciones. Los procedimientos vasculares de vanguardia realizados por el Dr. Alpern, desconocidos por la mayoría de los médicos que tratan venas, se realizan en el consultorio con una sola aguja y un anestésico local. Los procedimientos de ablación por láser de radiofrecuencia de la safena y las perforadoras en VSA son cómodos y los pacientes los toleran bien. Volverá a caminar inmediatamente después de su procedimiento y regresará a sus actividades normales en un período de unos días a una semana. Solicite una cita hoy y déjenos ayudarle a recuperar la calidad de vida que creía que no volvería a tener.